¡HOLA PERRONAUTAS!

A partir de ahora nos encontraréis en nuestro nuevo espacio.

Visita todo nuestro contenido en:

www.tintoandco.com

Tinto & Co.

miércoles, 21 de enero de 2015

PerriConsejos

Dicen que el lunes fue el día más triste del año. Se juntan una serie de factores y según unas estadísticas el tercer lunes de enero es el día más triste del año. Seguro que la pena y la angustia pudo con más de uno. Conmigo no. Fue un día 10. De esos días que te levantas feliz sin saber porque y te acuestas más feliz aún. Pues de esos días.

Yo no creo en esas cosas. Es mejor no pensar tanto y disfrutar más. Y reírse, reírse mucho.

Hoy os traigo un PerriConsejo nuevo.





El frío ha llegado fuerte. Me encanta el frío. Pero desde mi casa, con la música alta y bailando en calcetines mientras fuera tiritan hasta los árboles. El frío cala por los huesos y nuestros perros necesitan algunos pequeños cuidados para sobrellevarlo.

Muchos creen que los perros, al tener pelo, no pasan frío pero eso no es verdad. Sufren como nosotros las inclemencias del tiempo. No hay que excederse en cuidados y en ponerles demasiada ropa, pero si unos pequeños cuidados que les ayudaran a estar sanos en estos días tan helados.

Lo primero es que tanto las vacunas como la desparasitación estén al día para evitar futuros problemas.

En casa, deben tener un lugar donde poder tumbarse y que no estén en el suelo. También podemos dejarles una mantita en su cesto o cama por si ellos quieren taparse si tienen frio. No debemos ponerles abrigos o jerséis en casa porque cuando salgan a la calle notaran un fuerte golpe del frío y es peor para ellos. Con la calidez de casa ellos están bien.

A la hora del paseo, si es bueno ponerles en los días de mucho frío algún tipo de abrigo. En nuestro caso, Pepa es friolera y le ponemos algún abriguito estos días. Tinto, en cambio, ni se inmuta. Corre como un loco por todos los jardines y ni abrigo ni nada. Está hecho un torillo. Como le encanta correr, hay días que se hace grietas pequeñas en las almohadillas de las patas y se las chupa porque le duele. Es normal. Es una parte sensible y el frío deja huella, nunca mejor dicho. Yo tengo en casa una crema regeneradora que lo cura todo y si tienen cualquier herida de este tipo se la pongo y al día siguiente no les queda nada.

Otra cosa importante es que si llegan mojados del paseo perruno, los limpiemos y sequemos muy bien para evitar que se pongan malos.

Con estos pequeños cuidados, el frío no será un problema para disfrutar del invierno con nuestros peludos. 

Como veis, Tinto y Pepa se adueñan de la cama para estar calentitos. 




¡Feliz miércoles!

PerriBesos

Celia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...