¡HOLA PERRONAUTAS!

A partir de ahora nos encontraréis en nuestro nuevo espacio.

Visita todo nuestro contenido en:

www.tintoandco.com

Tinto & Co.

viernes, 22 de agosto de 2014

PerriConsejos: Formación Higiénica

El viernes viene de la mano de otro consejo perruno. Los PerriConsejos que he ido aprendiendo desde que Pepa llegó a mi vida son innumerables y gracias a ellos su educación ha sido mejor.

Hoy quiero hablar de la Formación Higiénica




El perro es un animal limpio que, por lo general, no ensuciará el lugar donde duerme. Su cesta o cama es su territorio y no suelen ensuciarlo cuando son cachorros. Normalmente, los perros usan las mismas zonas para orinar y nosotros podemos elegir cuales son.

Enseñar a nuestro cachorro a usar el papel es fácil si seguimos unas pautas cada día hasta que tenga edad y aprenda a hacerlo en la calle. Al levantarse y, tras comer y beber suelen ser los momentos que más fácil podemos actuar, porque son momentos en que los tenemos controlados.

Primero, debemos elegir la zona en que queremos colocar el papel. Lo mejor es hacerlo cerca de la puerta de la calle. Ellos lo asociarán con salir a pasear y su futuro aprendizaje será más rápido. Una vez que hemos decidido la zona, empieza la formación de nuestro cachorro. 

Podemos detectar el momento en que el cachorro va a hacer sus necesidades porque comienza a olfatear el suelo, incluso empieza a correr de un lado a otro. Tinto corría como loco, de lado a lado de la casa hasta que encontraba su sitio, y si lo mirabas no podía hacer nada, le daba vergüenza. ¡Qué tímido era!




Cuando veamos a nuestro cachorro olfateando y mostrando los primeros signos debemos levantarlo y llevarlo sobre el papel. 




Si lo hace sobre el papel debemos felicitarlo. Yo les daba premios, una chuche perruna, y ellos sabían que lo que hacían estaba bien. En cambio, cuando lo hacen fuera del papel no debemos castigarlos y mucho menos restregarles el hocico en su porquería. Así solo podemos conseguir que se asusten y nos cojan miedo.




Mi consejo, que me dieron hace tiempo y me ha servido para enseñar a Pepa y, ahora, a Tinto es que debemos dejar un trozo de papel manchado, para que reconozcan su olor y vuelvan a usarlo por si solos. También podemos poner unas gotitas de lejía o amoniaco, ya que estos productos les recuerdan el olor de su propia orina. Estos dos productos, como he dicho, se asemejan en olor al de la orina y si los usamos para fregar el suelo de nuestra casa, acabarán orinando por todos lados. Lo mejor para limpiar es un desinfectante sin lejía.

En cuanto al tipo de papel, podemos usar papel de periódico, es barato y absorbe bien. Por contra, puede desteñir al contacto con la orina y manchar a nuestros peludos. Como Pepa es de pelo largo y blanco decidimos no usar periódico para evitar manchas.  Y compramos unos empapadores impregnados con feromonas especiales que atraen a las mascotas. Una vez que aprendió cuál era su zona compramos empapadores normales como los que se usan en las camas para niños y convalecientes. 




Eso sí, tanto el periódico como el empapador hay que cambiarlo a diario y desinfectar bien toda la zona.

Una vez que el cachorro pueda salir a la calle, los pasos a seguir para su aprendizaje son muy similares, por no decir los mismos, pero sin el uso del papel. Os confieso que a Pepa le costó mucho aprender en la calle los primeros días y yo cargaba con un empadador para salir de paseo. En cambio, Tinto desde el primer día que salió ya lo hacia en el césped. 

Con estos consejos seguro que vuestro cachorro aprende muy rápido a usar el papel y os mantiene la casa limpia.

Con Perros y a lo loco os desea un feliz fin de semana. 

Guau Guau!

Celia, Pepa y Tinto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...